Nuestro proceso de fabricación de semillas certificadas

La tecnología de vanguardia, nuestro conocimiento  y nuestros valores se reflejan en cada fase del proceso de fabricación. 

A continuación describimos el procedimiento que seguimos para la multiplicación y fabricación. También detallamos  la labor que realizamos en nuestro laboratorio, ya que es allí dónde se garantiza la calidad de nuestra certificación de semillas.

Procesos

1 - Fase de multiplicación

En Cereales Arasanz realizamos la función de multiplicador, es decir, compramos semilla base a las empresas obtentoras y la reproducimos en parcelas de agricultores colaboradores. Esta colaboración se formaliza mediante un contrato con el productor, en el que se establecen tanto las condiciones económicas como las calidades mínimas que debe tener la producción obtenida.

Para la elección de parcelas, nos regimos por las normativas que existen sobre certificación de semillas, en este caso el Reglamento Técnico de Control y Certificación de Semillas y Plantas de Vivero y el Reglamento General Técnico de Certificación de Semillas de Cereales. Está supervisado y controlado por los organismos oficiales (Gobierno de Aragón – Centro de sanidad y certificación vegetal).

Una vez sembrado el material base, nuestro personal técnico realiza controles durante todo el ciclo del cultivo ofreciendo asesoramiento e indicando los tratamientos necesarios (fertilizantes, fitosanitarios,…) para garantizar la calidad de la semilla.

Antes de realizar la cosecha del producto, se muestrean las parcelas y se realizan los ensayos ISTA (Asociación Internacional de Ensayos de Semillas), de este modo se consigue conocer la calidad del producto y así poder clasificarlo en los almacenes antes de la fase de producción.

Parcela para multiplicación de semilla. Vista SIGPAC
Previous
Next

2 - Fase de producción

Recibimos el producto a granel que viene del campo y se almacena en nuestras instalaciones. Durante el almacenaje se debe tener especial cuidado con el manejo del producto para conservar su pureza y además controlar la aparición de insectos que pueden provocar daños al germen del grano.

Cuando nuestro plan de producción selecciona una variedad para procesar, se traslada el producto a la planta de selección de semillas. Allí pasa por un primer proceso de limpieza mediante un sistema de cribas y aire, gracias al cual se consigue la primera separación de producto no deseado de la semilla.

A continuación, el producto llega al sistema de triarvejones, consistente en varios cilindros que seleccionan los granos por diferencia de longitud. Ello nos permite separar granos rotos o pequeños, así como semillas de mayor tamaño que el grano a certificar.

El tercer paso de la selección de semilla certificada se realiza en la mesa densimétrica, donde se separan los granos por diferencia de peso específico. Esta mesa se regula electrónicamente, tanto la inclinación longitudinal como la transversal del tamiz. También desde la mesa se controla el caudal de aire de tres turbinas y la velocidad de vibración de este tamiz, desarrollando un rendimiento de 12 tm/hora.

El último paso del proceso consiste en realizar una selección óptica, la cual es capaz de separar los granos con color y/o forma diferente. Una tecnología de vanguardia que combina el tratamiento de imágenes para evaluar cada grano con la gestión de varios cientos de válvulas de aire que aislan el grano rechazado.

Finalmente, el producto ya limpio y seleccionado pasa a los depósitos de almacenaje.

Desde allí se inicia el proceso de tratamiento y envasado. El tratamiento, consistente en aplicar fungicidas para asegurar la protección de la semilla, se realiza en todo momento con bombas dosificadoras de alta precisión que permiten controlar el flujo del producto en función de la densidad de la semilla tratada. A continuación, se traslada al sistema de envasado, el cual puede ser en formato sacos con sistema robotizado, o en envases de mayor volumen conocidos como big-bag.

Una vez el producto está terminado, se almacena para su posterior expedición.

Envase de semilla
Mesa densimétrica
Robot para el envasado
Previous
Next

3 - Laboratorio

Tomamos una muestra de cada lote de semillas que se procesa para realizar los ensayos ISTA obligatorios para la certificación del lote. Estos ensayos se dividen en tres: conteo, pureza específica y germinación.

El conteo consiste en evitar semillas no deseadas dentro de nuestro lote. Se toma una muestra de 500 gramos y se distingue semilla de la especie a certificar, semilla de otros cereales, semillas de no cereales y semillas de especies invasivas. El nº máximo de estas especies viene dictado en los reglamentos técnicos.

La pureza especifica significa que se evita el contenido residual en el lote de semillas. Se toma una muestra de 120 gramos y se separa el porcentaje en peso de semilla pura, el porcentaje en peso de materia inerte (granos rotos, tallos, piedras…) y el porcentaje en peso de otras semillas. También se obtiene el peso de 1000 semillas necesario para calcular la densidad de siembra optima.

La germinación consiste en cuantificar el comportamiento de germinación de la semilla cuando se somete a las mejores condiciones del medio. De cada lote de semillas, se realizan cuatro repeticiones de 100 semillas de los 120 gramos de semilla del análisis de pureza especifica. Se introducen en papel vegetal humedecido en agua en forma de rollo, y se ponen a refrigerar 7 días a una temperatura entre 5 y 10 grados para conseguir la rotura de latencia. Pasados esos 7 días se introducen en la cámara de germinación con una humedad relativa alta, una temperatura de 20 grados +/- 2 y periodos de luz de 8 – 16 horas. Pasados otros 7 días, se saca de la cámara y se cuenta el número de plántulas normales, anormales y muertas. De este modo se calcula el porcentaje de germinación.

De cada lote de nuestra semilla, los inspectores del Gobierno de Aragón recogen muestra del producto y lo analizan en su laboratorio para corroborar que cumple los parámetros mínimos exigidos por los reglamentos. Si el lote cumple con los parámetros, queda apto para su posterior venta. Si por el contrario no cumple los parámetros, el lote queda inmovilizado a expensas de hacer una segunda toma de muestras y la repetición de los análisis, y si nuevamente no cumple, se inmoviliza y se procede al desprecintado del lote.

Cada envase se precinta con etiquetas que contienen una numeración única que controla el organismo oficial, de este modo se conoce la trazabilidad del producto en todo momento.

En resumen, nuestra semilla certificada garantiza al agricultor un origen y trazabilidad del producto, homogeneidad, pureza específica y varietal, ausencia de semillas no deseadas, poder germinativo y sanidad.

Plantilla ISTA
Conteo pureza ISTA
Conteo germinación
Previous
Next
Cámara de germinación
Germinación de semilla
Previous
Next

ÚLTIMAS NOTICIAS

Semillas

Semilla de colza LG-Carlton CL

Semilla de colza LG-Carlton CL   Híbrido con un excelente potencial productivo y con resistencia a herbicidas Clearfield®, que permite un óptimo control de malas hierbas. Resistente a dehiscencia y a enfermedades como Phoma (cuantitativa + RLM7)

Leer Más >>
Semillas

Semilla de colza LG-Architect

Semilla de colza LG-Architect – El futuro   Primera variedad comercializada con resistencia a virosis (TuYV), que destaca por su elevado rendimiento (variedad más vendida en Europa en la siembras de 2018 y 2019, según

Leer Más >>
Semillas

Semilla de colza Arsenal

Semilla de Colza Arsenal– Elevado rendimiento y capacidad de adaptación   Híbrido con un excelente potencial productivo en todo tipo de condiciones por su rusticidad y capacidad de adaptación. Resistente a dehiscencia y a enfermedades como

Leer Más >>
Semillas

Semilla de colza Albatros

Semilla de Colza Albatros – Rendimiento y estabilidad en todas las condiciones   Rendimiento muy elevado y alto contenido de aceite en grano. Resistente a dehiscencia y a enfermedades como Phoma (cuantitativa). Elevado PMG* con

Leer Más >>
Ir arriba