Flexibilizar los requisitos de importación, propuesta de Planas para facilitar la llegada del cereal

Se celebraba este jueves reunión del Comité Asesor Agrario, dónde la invasión a Ucrania centraba parte del debate. Durante el encuentro, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, trasladaba a las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA que ha pedido a la Comisión Europea (CE) la flexibilización de los requisitos de importación de maíz y otros cereales, así como oleaginosas, para facilitar su llegada a la UE dada la imposibilidad de traerlo de Ucrania por la situación de guerra.

En opinión del ministro, si la Comisión Europea toma ciertas medidas «sería más fácil» afrontar toda esta situación. Por ello, en el Comité Asesor Agrario detallaba las medidas que ha demandado a la Unión Europea y que se resumen en los siguientes puntos:

  • Flexibilizar los requisitos fitosanitarios para algunas importaciones de maíz  (especialmente de países con restricciones en el uso de límites de residuos y determinados productos fitosanitarios, como Argentina).
  • Adaptar las ayudas directas de la Política Agraria Común (PAC) al nuevo escenario.
  • Movilizar el mecanismo de respuesta ante la Crisis de Seguridad Alimentaria.

Pese a asegurar que no hay riesgos a corto plazo desde el punto de vista del abastecimiento alimentario, se trata de un tema especialmente sensible, ya que, tal y como informa ABC,  de cereales como el maíz se fabrican los piensos que alimentan al ganado, y Ucrania pasaba por ser en los últimos años el principal ‘granero’ de España, deficitaria en la producción de cereales.

El ministro quiere que se facilite la llegada de estas materias primas desde todos los orígenes, porque es necesario, principalmente, para asegurar la producción de alimentación para animales. Por ello, reconocía que ya se están buscando «fuentes alternativas desde el punto de vista del abastecimiento» tanto para cultivos como el maíz, como para todo lo relacionado con los fertilizantes.

Planas recuerda que España compra a Ucrania el 22% del maíz que importa (unos 2,7 millones de toneladas). No obstante, considera que no hay inquietud a corto plazo y que existe cierto margen de previsión de futuro para encontrar mercados alternativos, ya que «las importaciones se realizan entre diciembre y febrero y ya se ha efectuado la mayor parte de la campaña de 2021 y 2022».

También desde las organizaciones agrarias se referían al abastecimiento de cereales para la alimentación de animales destinados al consumo humano. El presidente de Asaja, Pedro Barato, apuntaba hacia la escalada de los precios de cultivos como el maíz, apostando  por «darle una pensada» a la PAC para garantizar que la Unión Europea (UE) tenga suficientes alimentos sin depender de terceros países.

En ese sentido se mostraba el secretario general de UPA Lorenzo Ramos, apostando por «una reflexión profunda sobre el funcionamiento de la PAC» e instando a que se busquen nuevos mercados para el cereal como Brasil y Estados Unidos, atendiendo a criterios científicos. Asimismo, alertaba contra la subida de los precios del cereal en las lonjas.

Por último, el secretario general de COAG, Miguel Padilla, añadía Argentina en esa búsqueda de mercados alternativos a Ucrania, «al igual que se hace con la soja», al tiempo que recordaba la difícil situación que atraviesa el sector con la escalada de precios de los inputs, alertando contra «la escasez y especulación que ya está habiendo mercados: semana tras semana están subiendo los insumos».

 

Contenido relacionado:

La invasión rusa hace templar los cimientos del granero de Europa

 

También puede interesarte

Ir arriba