John Deere se convierte en una empresa tecnológica

John Deere, con sus más 182 años de historia y más de un siglo en el mercado de tractores, quiere cambiar su estrategia y convertirse una empresa tecnológica, capaz de convertirse en un referente de la Agricultura 4.0.

El posicionamiento de la compañía viene dado por el reto que supone para el sector agroalimentario dar respuesta al crecimiento estimado de la población global, que rondará los 10.000 millones de personas en 2050. Según explica Enrique Guillén, director general de la Unidad Comercial, en Interempresas, la única manera de poder alimentar al mundo será aumentando los rendimientos agrícolas en un 70% y, para ello, jugarán un papel decisivo todas las herramientas vinculadas a la agricultura 4.0, que favorezcan la obtención de más y mejor información para la toma de decisiones. En este contexto, “la conectividad es clave” para favorecer mantenimientos predictivos, además de un uso adecuado y optimizado de los equipos de trabajo.

El directivo observa que “la agricultura en España se está modernizando, a pesar de ciertas decisiones políticas” y lo explica porque “la agricultura de precisión no es cara, la inversión se amortiza en un año”.

Para ello, para seguir apostando por la agricultura de precisión, John Deere ha diseñado una estrategia industrial inteligente apoyada en tres pilares básicos: sistemas de producción, soluciones tecnológicas y soluciones de ciclo de vida:

  • Sistemas de producción. El conocimiento que tiene la compañía sobre los profesionales del sector agrario y su actividad le permite trazar una hoja de ruta integrada por productos y servicios con los que atender todas sus necesidades durante el desarrollo de la actividad, con objeto de ampliar el beneficio y reducir el impacto medioambiental. El Centro de Operaciones John Deere cobra especial relevancia en este sentido y a él ya están conectados socios externos de la propia compañía.
  • Soluciones tecnológicas. Una buena parte de los 3,7 millones de euros que la multinacional invierte diariamente en I+D se destinan a hardware, software integrado, conectividad, plataformas de datos y aplicaciones. El propósito es que las nuevas máquinas, sistemas y soluciones ‘inteligentes’ amplíen el valor económico del cliente a través de una mayor precisión, automatización, velocidad, eficiencia y sostenibilidad.
  • Soluciones de ciclo de vida. Se centran en la integración empresarial de las capacidades de postventa y soporte para administrar de manera más efectiva las necesidades de equipos, servicios y tecnología durante toda la vida útil de un producto. En el centro se sitúa lo que la compañía denomina el ‘Coste de Propiedad’, un concepto avanzado hace más de dos años con el que permite al usuario calcular el valor de su máquina de acuerdo con varios criterios.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

También puede interesarte

Ir arriba