La industria de fertilizantes, en la cuerda floja, pide soluciones

La Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes (ANFFE)  considera que la invasión rusa a Ucrania ha convertido a este sector en “insostenible”, ya que ha conllevado un notable descenso en su producción, tanto a nivel español como europeo. Ante esta crítica situación, resulta fundamental “salvaguardar la producción europea de fertilizantes para garantizar la seguridad alimentaria».

Así lo ha manifestado ANFFE en declaraciones a Efeagro,  donde apunta que el uso de gas natural  como materia prima entre los productores de fertilizantes nitrogenados representa entre el 60 % y el 80 % de los costes operativos de la industria. Un porcentaje muy significativo teniendo en cuenta el elevado precio del gas, así como el hecho de que los principales competidores del sector -del norte de África y Rusia-, no cuenten con políticas de carbono como la de la Unión Europea (UE), que suponen costosos derechos de emisión (ETS).

Por todo ello, desde la patronal española de fertilizantes instan a Europa y sus países miembros que reconozcan a esta actividad industrial como «un sector crítico», y que «mantengan aquellas medidas que protegen a los productores europeos frente a las posibles prácticas desleales de sus competidores». Del mismo modo, reivindican la eliminación de las trabas que “puedan conducir a cierres de empresas o al descenso de la producción y a la escasez de fertilizantes». En opinión de ANFFE, ello “podría tener un efecto perjudicial en la soberanía alimentaria de Europa».

Y es que, para esta organización, el sector es “uno de los eslabones fundamentales de la cadena agroalimentaria», además de «uno de los más relevantes para la supervivencia y la calidad de vida de la población». Motivo por el cual fue reconocido como sector esencial durante la pandemia de la covid 19.

Respuesta de Europa

Ante este escenario, la Comisión Europea (CE)  ha propuesto suspender hasta finales de 2024 los aranceles sobre los insumos utilizados para la producción de fertilizantes nitrogenados; concretamente, de la urea y el amoniaco anhidro.  Una proposición que ven con buenos ojos los productores y las cooperativas agrícolas de la UE, aunque quieren que se extienda a otros fertilizantes clave utilizados directamente por los agricultores.

Antes de su aprobación, la propuesta tiene que ser debatida por los Estados miembros en el Consejo. El objetivo de la misma es reducir los costes para los productores y agricultores de la UE. Asimismo, también pretende «aumentar la diversificación y estabilidad del suministro» de fertilizantes, «al fomentar las importaciones en una gama más amplia de terceros países, al tiempo que excluye a Rusia y Bielorrusia de la suspensión de aranceles».

La CE ha reconocido el «profundo impacto negativo» de la agresión militar contra Ucrania en la producción comunitaria de fertilizantes nitrogenados, ya que Rusia era hasta el inicio del conflicto el segundo proveedor de los insumos para su fabricación.

 

Contenido relacionado:

 

Mensaje optimista de Planas, que considera los precios de fertilizantes y piensos como problemas coyunturales

El elevado coste de la energía provoca una crisis global en la producción de fertilizantes

 

También puede interesarte

Ir arriba