Seleccionar la variedad correcta de cereal, base del éxito en la cosecha

A la hora de elegir la variedad de cereal, se deben tener en cuenta numerosos factores que condicionarán la producción final del cultivo. Es por ello que LG Seeds ha publicado un apunte técnico  que sirva como guía en esta toma de decisiones.

Según se explica en el citado artículo, algunos de estos factores son ajenos a la actuación del hombre, como pueden ser las características edafoclimáticas propias de cada parcela o la climatología de la campaña en curso. Pero hay muchos otros que dependen de las decisiones tomadas por el agricultor.

Entre los factores que influyen en el rendimiento del cultivo de cereal y que están en nuestra mano, el uso de semilla certificada,  la variedad elegida, la fecha de siembra, la densidad de siembra, la fertilización y el modo de control de malas hierbas, enfermedades y plagas.

Seleccionar la variedad correcta de cereal es la base del éxito en la cosecha. Consulta el catálogo de semillas certificadas de cereal de Cereales Arasanz

Seleccionar la variedad correcta de cereal, base del éxito en la cosecha

 

CARACTERÍSTICAS DE LA VARIEDAD DEL CEREAL:
1. Comportamiento del cereal frente a bajas temperaturas: Objetivo primordial: sincronizar el desarrollo de la planta con la climatología de la zona. Se distinguen tres tipos de cereales:

  • Invernales o de “ciclo largo”: necesitan un periodo mínimo de tiempo con temperaturas bajas. Siembras precoces.
  • Primaverales o de “ciclo corto”: no tienen requerimientos de frío. Zonas de inviernos “cálidos” o siembras tardías en zonas más frías.
  • Alternativos: tolerancia media frente a temperaturas bajas y no tienen requerimientos de frío. Siembra de final de otoño.

2. Ciclo del cereal:

  • Sembrar muy tarde variedades de ciclo largo comporta riesgos por desajustes y alteraciones foliares.
  • Sembrar muy pronto variedades de ciclo corto expone a la planta al frío del invierno, reduciendo considerablemente su producción.

3. Objetivo productivo:

  • Tierras con rendimiento muy alto: variedades que tengan un alto techo productivo.
  • Cosecha de elevada calidad: variedades que garanticen una cosecha que satisfaga los requerimientos del sector industrial.
  • Disminuir los costes de explotación: variedades que tengan una mayor tolerancia frente a enfermedades y plagas, que compitan mejor con las malas hierbas y que sean rústicas en cuanto al uso de nutrientes y agua.

4. Sanidad de la variedad: Seleccionar una variedad con alta tolerancia a enfermedades y plagas es una garantía de éxito, permitirá tener un mayor margen de maniobra para combatirla.

El uso de semilla certificada garantiza una alta pureza genética y una alta capacidad y poder de germinación, además de contribuir a la obtención de nuevas variedades que aumentan los rendimientos del campo.

 

 

Contenido relacionado:

 

Todo lo que debes saber sobre el cultivo del cereal.

La importancia del abonado en el trigo.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

También puede interesarte

Ir arriba