Semana 12-Lonja Binéfar-23/Marzo/2022 – Signos decrecientes en las cotizaciones

Disponible el histórico de precios de Lonja de Binéfar en la web de Cereales Arasanz, con gráfica de evolución de precios y  tabla con cotizaciones.

 

Se confirma el cambio de tendencia iniciado la semana pasada, en un mercado cerealista estancado y con escasa actividad, donde la huelga del transporte ha ralentizado el ritmo de las operaciones, reduciéndolas a las meras necesidades.

La incertidumbre sigue siendo una constante. Las garantías de abastecimiento que dan las futuras llegadas a puerto de mercancías, así como las consecuencias de la invasión rusa a Ucrania, trazan un panorama inestable en los mercados. Afortunadamente, la llegada de las ansiadas precipitaciones despeja la incógnita en cuanto a los factores climáticos, mejorando las perspectivas sobre las futuras cosechas.

Con oferta y peticiones reducidas a las meras necesidades, esta semana el maíz baja 4 euros; cuenta con oferta francesa y de puerto, pero a precios elevados, y con el hándicap de la logística (antes por la acusada actividad, ahora por la huelga). También signos decrecientes para las cebadas, con escasa oferta de producto nacional, que ceden 6 euros, así como para los trigos, también ofrecidos con ofertas candentes; bajan 4 euros.

En un contexto de actividad exportadora sostenida, la soja en Chicago siguió al alza durante las últimas horas. Los precios del trigo y del maíz se dividen entre los contratos a corto plazo, -a la baja- y los contratos a largo plazo, -al alza-. Muy pendientes del informe del USDA, que se publicará el próximo 31 de marzo y mostrará las existencias al final del primer trimestre de 2022, así como las intenciones de siembra de soja y maíz de EE.UU. Se espera que, conforme los fondos reduzcan su actividad antes de este informe, los mercados sean cada vez más cautelosos.

En cuanto a Europa, los mercados se mantuvieron al alza para todos los productos, en un contexto de creciente tensión por la situación en la cuenca del Mar Negro. Atendiendo a las estimaciones del ministerio de Agricultura ucraniano, las superficies de cultivo de primavera se van a reducir aproximadamente a la mitad de lo que debería haberse sembrado. En el caso concreto del maíz, las previsiones apuntan a 3,3 millones de hectáreas, frente a los 5,4 millones del año pasado. Pero es que, incluso cuando se siembra, existen condicionantes como los métodos de cultivo (fertilizantes incluidos).

Una situación que se replica en los cultivos de invierno como el trigo, por lo que desde el ministerio consideran que solo se podrán cosechar 4 millones de hectáreas de los 6,5 millones sembradas en otoño. Ante este contexto tan complejo, solo cabe esperar que la adversidad climática no se consolide ni en Europa ni en Estados Unidos.

 

Maíz: 398€ (-4)
Cebada: 376 (-6)
Trigo pienso: 401 (-4)
Trigo panificable: 408 (-4)

 

 

Información obtenida a partir de Lonja de Binéfar.

 

También puede interesarte

Ir arriba