Nuestro proceso de secado de cereales

 El secadero de Cereales Arasanz está configurado para procesar diferentes tipos de productos, los cuales pueden ir destinados tanto para alimentación como para semillas. Actualmente, el maíz es el más importante.

Dispone de dos quemadores automodulantes, es decir que regulan automáticamente su potencia, lo cual supone ajustar el consumo energético a la necesidad real del secadero, dependiendo del grado de humedad del producto y  de las condiciones climáticas como la temperatura exterior.

Su configuración y control se realiza de forma electrónica, lo que nos permite monitorizar y gestionar remotamente todos los elementos, indicadores y avisos.

La capacidad de nuestro secadero con el maíz oscila entre 25 y 30 toneladas por hora. Esto es fundamental para poder asumir los habituales picos de entradas que se producen durante la cosecha.

A continuación describimos las fases necesarias para el correcto secaje y posterior almacenaje de nuestro maíz con garantía de calidad.

Nuestro secadero
Diferentes productos
Quemadores que autorregulan su potencia
Control remoto
Previous
Next

Recepción - Clasificación

 En primer lugar, recibimos el producto a granel que viene de la cosecha, normalmente con nuestra flota de camiones. A continuación, se procede a tomar una muestra representativa y se inspecciona visualmente el estado general de la mercancía, esto es, sus propiedades organolépticas, si ha sufrido contaminaciones, suciedades en exceso., etc.

Además, se analiza el peso específico y la humedad del producto para clasificarlo adecuadamente en la nave ventilada previa al secado. Es muy importante separar las diferentes entradas de producto para disponer de partidas homogéneas en cuanto a humedad por que de lo contrario el proceso posterior de secado no se podría realizar correctamente al tener que configurar la máquina para las humedades más altas de la mezcla, lo que supondría dejar los granos con menor humedad excesivamente secos y por lo tanto habríamos desaprovechado tiempo y energía. 

El producto húmedo debe secarse en un plazo inferior a 48 horas. Por ello es fundamental disponer de un secadero con capacidad suficiente.

Control de calidad-humedad
Recepción maíz húmedo
Previous
Next

Secado

Cuando se comienza a secar producto con un determinado rango de humedad, este se mueve hacia el hueco conocido como piquera. Desde allí, tal como se aprecia en la imagen 1, el producto se traslada a la zona de limpieza, donde las impurezas se eliminan mediante el filtrado a través de tamices y aspiración.  

¿Es importante la limpieza antes del secado del grano?

El sistema de limpieza, para el maíz, tiene una capacidad de 30 toneladas por hora y su aportación es fundamental para optimizar la eficiencia del secado por cuatro motivos: Por un lado rechaza materiales que no entran al secadero en sí, utilizando menor espacio interior; por otro por que el grano se ventila a su paso por las cribas y pierde algún grado de humedad; en tercer lugar por el ahorro energético al secar sólamente el producto limpio y por último por que el grano final seco es de mayor calidad al quedar limpio sin impurezas como pajas, cascarillas, etc.

Una vez el grano ha pasado por la limpia, se dirige al secadero de cereal en sí, basado en un serpentín por el que circula aire caliente a través del grano. El producto inicia su recorrido por la parte superior y va descendiendo a un ritmo proporcional a la humedad.  A mayor humedad, más lento es el movimiento. De esta forma, cuando llega al 70% del trayecto ya está con un 14% de humedad. En el 30% restante se realiza el enfriamiento del grano para que cuando este salga del secadero, la temperatura nunca supere los 30 grados centígrados.

¿Qué es el secado indirecto de cereales?

Durante el proceso de secado, el grano nunca está expuesto a la llama ya que los quemadores están destinados a calentar el aire, y son unos potentes ventiladores los que hacen circular dicho aire caliente a través del producto húmedo. Es lo conocido como secado indirecto y esta característica que se muestra en la imagen 2, nos permite secar productos destinados a semilla, la cual dejaría de ser fértil si el germen se calentara en exceso.

La instalación dispone de diferentes flujos del grano en función del tipo de producto o de la operación a realizar. Por ejemplo: Es posible realizar sólo la limpieza de un grano ya seco en el caso de recibirse con excesivas impurezas. Si el material a secar está limpio, se puede dirigir directamente al secadero sin pasar por la limpieza. Ante un grano con mucha humedad, tenemos la posibilidad de recircularlo de forma que al salir del secadero vuelva a iniciar una segunda vuelta de secado.  

 

Procesos de secado de cereal
Imagen 1 - Flujo del grano
Procesos de secado de cereal
Imagen 2 - Flujo del aire

Calidad

Durante el secado, cada cierto tiempo se recogen muestras para comprobar que el producto queda en condiciones óptimas para su almacenaje. Parte de estas muestras se analizan de forma más exhaustiva para detectar posibles problemas sanitarios como las micotoxinas. 

En Cereales Arasanz contamos con los medios técnicos y personal cualificado para realizar los análisis en nuestro propio laboratorio. Puntualmente realizamos pruebas en centros externos para cotejar nuestros resultados.

En nuestro laboratorio, además de productos transformados como el maíz seco, también analizamos otras materias primas como el trigo, con la misma finalidad de detectar algún tipo de problema sanitario como el DON, causado por un hongo del género Fusarium.

 

 

Control de calidad micotoxinas
Control de calidad micotoxinas
Previous
Next

ÚLTIMAS NOTICIAS

Ir arriba