El Congreso Mundial de Semillas reunirá a más de 2000 especialistas en Barcelona

Del 16 al 18 de mayo, Barcelona acogerá el Congreso Mundial de Semillas 2022. Se recupera así esta cita que la Federación Internacional de Semillas (ISF)  celebra anualmente, pero que debido a la pandemia, no se pudo realizar en las dos últimas ediciones. En esta ocasión, cuenta con la colaboración de la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (ANOVE)  y la Asociación Profesional de Empresas Productoras de Semillas Selectas (APROSE).

Según informa Agronegocios,  más de 2.000 profesionales pertenecientes a 200 empresas de 60 países se darán cita en esta 73ª edición. En torno a un millar de personas lo harán de forma presencial, acudiendo al Fira Barcelona,  mientras que otros 1.000 especialistas, aproximadamente, podrán seguir el congreso de forma online en “Channel World Seed”. A través de esta plataforma se retransmitirán los aspectos más destacados de las principales sesiones y otros contenidos del encuentro.

La programación incluye mesas redondas especializadas sobre innovación e investigación científica en fitomejoramiento, su contribución a la cadena de valor alimentaria, propiedad intelectual, lucha contra prácticas ilegales, cambio climático y resiliencia de semillas, medidas fitosanitarias  y la contribución de las semillas a la agricultura sostenible. En el Congreso tampoco faltará un amplio espacio comercial con zonas de exposición.

En palabras del secretario general de la ISF, Michael Keller, el lema de esta edición (“Sembrando un futuro vibrante”), «adquiere un significado completamente nuevo hoy, ya que estamos frente a la guerra inimaginable en Ucrania. La semilla es el punto de partida de la cadena alimentaria, y solo a través de la paz y la cooperación podemos hacer que la semilla de calidad sea accesible para todos y garantizar la seguridad alimentaria en todas partes».

En la Unión Europea, el sector factura unos 7.000 millones de euros y da trabajo a unas 50.000 personas, una cuarta parte de ellas dedicadas específicamente a la investigación. De media, el sector reinvierte hasta el 30% de sus ganancias en investigación y desarrollo, lo que permite el ciclo de innovación y el desarrollo de nuevas variedades de cultivos.

En cuanto al mercado español de semillas,  en 2020 alcanzó una facturación aproximada de 750 millones de euros, situándose como el tercero de Europa y el decimotercero a nivel mundial.

Keller considera que este congreso va a permitir alinear aún más el sector de las semillas con los sistemas alimentarios y contribuye a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible  propuestos por la ONU.  Según un informe de 2021 al que apunta ISF, solo en la UE y durante los últimos 20 años, el 67% del crecimiento anual de la productividad se ha debido a las mejoras provocadas por la mejora de plantas y semillas.

El director general de ANOVE, Antonio Villarroel, hace referencia al “enorme reto de producir de forma sostenible alimentos de calidad” al que se enfrenta la agricultura. Para conseguirlo, aboga por una implicación de todos, así como por una apuesta firme por la innovación.

 

Contenido relacionado:

El laboratorio de la unidad de semillas del Gobierno de Aragón obtiene la acreditación por ENAC

El fitomejoramiento, base para garantizar que la agricultura satisfaga las necesidades humanas

También puede interesarte

Ir arriba