Participación aragonesa en la protesta de Madrid contra los ataques al campo

Foto de Europa Press

Miles de agricultores, ganaderos y otros trabajadores del mundo rural se manifestaban en Madrid el pasado domingo, 23 de enero, en una gran marcha convocada por la Asociación para el Desarrollo y Defensa del Mundo Rural (Alma Rural)  para “concienciar sobre la crisis y contra los ataques al campo y sus gentes”, así como para “salvar la economía de los pueblos y su forma de vida”.

Los manifestantes -unos 6.000, según fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid-, llegaban desde todos los puntos de España. De la representación aragonesa se hacía eco Heraldo de Aragón,  recogiendo testimonios de algunos de los asistentes, entre los que se encontraba el presidente de Araga,  Jorge Valero, quien explicaba que lo hacía a título individual, poniendo el foco en la manifestación del 20 de marzo, que “reunirá a todo el sector agrícola y ganadero”.

También en esa línea se pronunciaba José Fernando Luna, presidente de Asaja Huesca,  que pese a realizar esa distinción entre la persona y la organización, considera que «hay que apoyar todo movimiento que haya en favor del mundo rural, un sector estratégico que se debería apoyar con inversiones». Asimismo, mostraba su indignación con la problemática del sector y la imagen que se proyecta desde distintos ámbitos de la sociedad:

“Un ministro no puede decir que hacemos las cosas mal cuando cumplimos toda la normativa. Solo con los huertos en los áticos, España no puede comer».

La única organización agraria a nivel nacional que participaba para reivindicar más servicios en los pueblos era UPA . Así lo manifestaba su secretario general en Aragón,  Enrique Arceiz, para el que resulta “difícil movilizar a la gente por el tema covid. Muchos se esperan a la gran manifestación de marzo».

Las protestas contra los precios injustos, los bajos rendimientos o los “ataques” al sector, así como la necesidad de más inversiones y de poner coto a las importaciones de terceros países que producen a unos costes mucho más bajos al no cumplir con los derechos laborales ni sociales, son otras de las reivindicaciones que expusieron al citado diario los aragoneses presentes en la manifestación del pasado 23 de enero.

Una marcha que partía desde la Plaza de San Juan de la Cruz de Madrid, frente al Ministerio de Transición Ecológica,  y concluía cuatro horas después en la plaza de Carlos V, en Atocha, donde se encuentra el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.  Además de los asistentes, decenas de tractores, caballos, carros tirados por bueyes, perros de trabajo, mascotas y aves de cetrería se sumaban a la manifestación, en la que también se pudo ver algún político aragonés como el diputado de Ciudadanos, Ramiro Domínguez.

 

Contenido relacionado:

Críticas al ministro Garzón tras sus polémicas declaraciones sobre el sector cárnico en “The Guardian”

El acuerdo de la PAC no termina de convencer en Aragón

También puede interesarte

Ir arriba