Todo lo que necesitas saber sobre la araña roja, una de las plagas más comunes en los cultivos de maíz

Aunque la araña roja no sea visible en tu cultivo de maíz, esto puede cambiar en cualquier momento, si se dan las condiciones de clima y humedad óptimas para su expansión. Gracias a los apuntes técnicos de LG Seeds, podemos conocer en profundidad todo lo que debemos saber sobre esta plaga.

 

¿En qué zonas ataca más?

Este insecto ataca en todas las zonas de España, pero está causando daños importantes en el Valle del Ebro y en la zona centro-sur. Los ataques más importantes se suelen dar desde principios de agosto hasta mediados de septiembre, por lo que hay que estar vigilantes.

 

¿Cuáles son sus características?

La araña roja es un pequeño ácaro chupador de savia. En lo relativo al cultivo de maíz, existen varios géneros, pero tanto las Tetranychus como las Oligunychus son en realidad un complejo de especies que pueden tratarse como una sola.

Estos ácaros son individuos de tamaño pequeño, entre 0,3 y 0,5mm, cuerpo ovalado, cuatro pares de patas y de color verde amarillento o rojo anaranjado, que apenas se ven a simple vista. Si se mira muy de cerca y con buena vista pueden verse correteando por el envés de las hojas y las tela de araña que forman en esta parte de las hojas.

 

¿Cómo se reproduce?

Una población de araña roja puede desarrollarse muy rápido, el macho es más móvil, más pequeño y más delgado que la hembra, cuyo cuerpo es más oval. La hembra pone la totalidad de sus huevos en 10 días a 35 º C. Con tiempo seco, la araña roja puede desarrollarse rápidamente y poner hasta 100 huevos. Las condiciones donde mejor se desarrolla esta plaga son temperaturas de 30-32 º C y humedad relativa inferior al 50%.

 

¿Cuáles son los síntomas?

La araña roja se instala en el envés de la hoja alimentándose de jugo celular de la capa superficial de la misma (chupa la savia de la planta). Los síntomas de la plaga pueden confundirse con alguna carencia mineral, ya que en las hojas aparece un ligero moteado verde claro o amarillo, pero si nos fijamos en el envés podemos observar unos diminutos ácaros, y sus huevos, entre una fina maraña o telaraña de seda pegada a las hojas.

Al principio, el síntoma más común son las hojas con clorosis, punteaduras decoloradas, matas y manchas amarillas-pardas. Las hojas afectadas presentan una zona amarillenta en el haz que se corresponde con la existencia de colonias en el envés. Cuando hay muchos ácaros atacando al mismo tiempo, las distintas manchas se unen entre sí y llegan a afectar toda la hoja abarquillándola, que acaba secándose y cayendo. El periodo más crítico en caso de ataque de esta plaga es el momento de la floración.

 

Todo lo que necesitas saber sobre la araña roja, una de las plagas más comunes en los cultivos de maíz
Efectos de la araña roja en el maíz.

¿Qué daños produce?

Como consecuencia de la pérdida de savia, la planta tiene menos clorofila a su disposición para el crecimiento, perdiendo el equilibrio fisiológico. En infestaciones severas, las plantas pueden quedar improductivas.

En el cultivo del maíz, puede llegar a ocasionar pérdidas económicas de consideración ya que, cuando ataca, la planta se encuentra en el inicio de floración y llenado del grano. En esas condiciones, la deshidratación que le causa al follaje se aúna al calor, pudiendo ocasionar un desarrollo raquítico de la mazorca, con unos granos pequeños y un bajo peso específico. Esta situación puede llegar a ocasionar mermas de rendimiento de hasta un 50%.

 

 

 

¿Cómo podemos controlar esta plaga?

La araña roja es una plaga que se reproduce con rapidez y es bastante resistente debido al desarrollo de cierta inmunidad hacia algunos agroquímicos utilizados en su control.

Un tratamiento preventivo es un manejo del cultivo adecuado, según las condiciones de cada híbrido. Como el ácaro de la araña roja sobrevive mejor en temperaturas elevadas (mayores de 30 ºC) y en un ambiente seco, se recomienda mantener el suelo húmedo, para conservar la temperatura lo más baja posible y aportar un cierto grado de humedad.

Existe un depredador natural de esta plaga que se llama Phytoseiulus persimilis. Se trata de un fotoseido depredador utilizado en todo el mundo para el control biológico.

Otro método para contrarrestar eficazmente la presencia de ácaros es la combinación de insecticidas, como la Abamectina, con ácidos grasos o aceites minerales, en aplicaciones totales. Habitualmente es usado el aceite de parafina. Los aceites de este tipo tienen un efecto acaricida por asfixia, y al mismo tiempo ayudan a la fijación en la hoja del insecticida. La proporción varía en función del tipo de aceite.

 

Contenido relacionado:

Estos son los tres tipos de orugas que afectan a los cultivos de maíz

Todo lo que tienes que saber sobre los taladros, la plaga de insectos que afecta al maíz

El maíz, el cereal más cultivado del mundo

Los múltiples beneficios del cultivo del maíz en segunda cosecha

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

También puede interesarte

Ir arriba