Con la lluvia llegan las primeras siembras a los campos altoaragoneses

Las tímidas lluvias de los últimos días han permitido que agricultores de la provincia de Huesca hayan comenzado las primeras siembras de cereal.  Unas labores que este año han empezado más tarde de lo habitual debido a las condiciones meteorológicas, marcadas por la falta de agua.

Según informa Radio Huesca,  hay dos cuestiones que siguen preocupando al sector a pesar de las últimas lluvias: las dudas sobre la PAC  a la hora de definir el mapa de cultivos, y los bajos registros  en los que todavía están los embalses de la cuenca del Ebro.

El citado digital fecha en el 24 de octubre el inicio de la siembra de trigo por parte de algunos agricultores de la Hoya de Huesca.  Asimismo, añade que hay varios casos en los que han llegado a “germinar” en apenas diez días, como consecuencia de las altas temperaturas registradas a estas alturas del año.

En ese sentido, recuerdan que “el campo no tiene horas y en el momento que se dan las circunstancias, la maquinaria entra en las tierras como lo están haciendo, incluso ya entrada la tarde-noche en algunos campos que no están muy húmedos y que permiten una buena penetración en la tierra, en la mayor parte con siembra directa.”

Ante la humedad en el suelo que han dejado las lluvias de los últimos días, ahora los agricultores deben decidir cuál es la variedad y el ciclo que más les interesa. Un proceso y una situación que varios de estos profesionales del campo han expuesto en la sección “SER de campo”.

En otro orden de cosas, el mencionado artículo también hace referencia al aumento de los costes de una hectárea de cereal con respecto al año pasado. Para ello, citan a “CampoCyl”, publicación agraria que cifra dichos costes en torno a los 800 euros si se suman todos los capítulos (semillas, fertilizantes, mano de obra y amortización de la máquina) y que podrían llegar al millar de euros en caso de que haya que pagar una renta.

Contenido relacionado:

Más subidas de precios en los cereales debido a la sequía

Muchas dudas ante la nueva campaña de cereales de invierno

Preocupación en el campo ante la prolongada sequía

También puede interesarte

Ir arriba